miércoles, 28 de septiembre de 2016

Pepe Sánchez. (2ª edición) Robin Wood - R. Ferrari - Carlos Vogt - EAGZA


Pepe Sánchez

Los mismo autores de Mojado, Mi novia y yo, de Billy Grant y de tantas otras historietas, nos alegran la vida ahora con las aventuras del más famoso espía argentino.

Porque Pepe Sánchez es un milagro argentino: típico muchacho de barrio, familiero, gran amigo, amante del tango, las mujeres y el mate, es el integrante más fiel de la hinchada de Chacarita Juniors (no falta a uno sólo de sus partidos). Como no tenía mucho colegio, vivía de changas; justamente, “laburaba” (trabajaba, en el argot argentino) como encargado de una playa de estacionamiento, cuando fue reclutado por la UNOM, luego conocida como CES (Centro de Espías Sofisticados, aunque en alguna historieta aparece como Centro de Espías Superespeciales), que es una desorganizada organización reconocidamente secreta que se dedica -no con mucho éxito- a proteger a la Humanidad.

Pepe vino a ser algo así como el primer agente en la región del Río de la Plata: la necesidad tiene cara de hereje. En su primera misión Operación Retrueno, Sánchez colaboró con el afamado James Pont, a quien supo sorprender por una habilidad innata: la improvisación. El haber logrado la hazaña de rescatar -él solito, prácticamente- diez bombas atómicas, le comenzó a granjear una fama envidiable. En poco tiempo, fue elegido “Espía del Año” en el Congreso Anual de Espías. Se enfrentó con inexplicable éxito a Spectrum y a Kosmos (las organizaciones mundiales del delito), a CAOS (Círculo de Asesinos, Oportunistas y Saboteadores), a la Maffia, a la Unión Corsa, a Asociated Chumbo’s, a Afanum Aerian y a Asesine-Con-Una-Sonrisa-Incorporated. Vio crecer a su subsede regional, se familiarizó rápidamente con su oficio y conoció el mundo entero.

Cada misión le deparó un nuevo amigo y, mínimo, dos o tres mujeres. Ganó gritos de sus jefes debido a su proverbial irresponsabilidad y negligencia, pero de ellos mismos recogió aplausos por su incomprensible efectividad. Tal vez la única persona capaz de sacarlo de sus casillas sea su ayudante ocasional, John Philips Gutiérrez, el agente 0017, miope, daltónico, eterno estudiante de un inglés que no alcanza a dominar… y casi tan torpe como Cero Cero Sánchez. 
El 00 es la nota que saco en el examen de ingreso a la organización de espías.

La recopilación de la divertida historieta de Robin Wood y Carlos Vogt. Ha pasado de  4 volúmenes a 6,  aprovechando que un amigo me ha proporcionado algún episodio más, y que de este modo se pueda  manejar mejor. Es, junto con Mi novia y Yo  las dos series cómicas de este dúo de magníficos historietistas argentinos (aunque Wood no lo sea, como si lo seriese).

 
 


5 comentarios:

  1. Muchas gracias por este gran aporte. Cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! Un gratísimo recuerdo de mi niñez y de la inocencia de aquellos años. Un abrazo fraternal!

    ResponderEliminar
  3. muy agradecido! un material sin dudas invaluable. muchos saludos!

    ResponderEliminar
  4. gracias por compartirlos.
    Saludos._

    ResponderEliminar

PÁGINAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...